13.05.2020

LA CONSEJERIA DE CULTURA DESTINA 23 MILLONES PARA DEFENDER Y REACTIVAR EL SECTOR CULTURAL ANDALUZ, “CLAVE EN LA SALIDA DE LA CRISIS”


Patricia del Pozo desgrana en el Parlamento el Plan de Impacto
para la Cultura, fruto de un intenso diálogo con el sector y que
aspira a impulsar la producción y favorecer el empleo
La iniciativa incluye ayudas por la parálisis de la actividad, para
el fomento de la creación y la adaptación de las salas a las
nuevas condiciones sanitarias impuestas por la Covid-19

Category: Andalucía
Posted by: Redaccion

Anuncia la creación de una ventanilla única de atención al sector
y una campaña de comunicación para reactivar el consumo en
un sector “que debe ser declarado Bien Esencial cuanto antes” La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha presentado
esta mañana en el Parlamento andaluz el Plan de Impacto para la Cultura frente
a los efectos derivados de la Covid-19. Se trata de un proyecto dotado con casi
23 millones de euros -en concreto, 22.910.387,82 euros- fruto de un intenso
diálogo con el sector creativo andaluz que aspira a proporcionar liquidez,
impulsar la producción, favorecer el empleo, fomentar el consumo y adaptar los
espacios a las nuevas condiciones surgidas a raíz de la crisis sanitaria.
En la Comisión de Cultura y Patrimonio Histórico, la consejera Patricia del Pozo
ha desgranado las líneas generales del Plan de Impacto para la Cultura,
presentado ayer al sector por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma
Moreno, y que abarcan medidas para la reactivación de la actividad, el
fortalecimiento de las programaciones y los espacios, el apoyo al tejido
empresarial y los profesionales, y al apoyo de colectivos que requieren una
especial atención. La iniciativa se pondrá en marcha de manera inmediata.
En concreto, el Plan de Impacto recoge una aportación de 12,1 millones a los
sectores creativos (el libro, el flamenco, el cine y el audiovisual, las artes
escénicas, las artes visuales, el diseño y la moda); 5,9 millones, para el
patrimonio histórico (incluidos museos y conjuntos arqueológicos), y 4,9
millones destinados al relanzamiento de la oferta cultural. Al margen de las
inversiones, incorpora medidas para agilizar y simplificar trámites y habilita la
ventanilla única para asesorar y atender a empresas y profesionales culturales.
“La Junta está convencida de que la Cultura es un Bien Esencial de Andalucía,
dado que apostar por ella es construir sociedad y, también, una oportunidad de
crecimiento económico”, ha declarado Patricia del Pozo, quien agradeció a los
artistas andaluces “el esfuerzo realizado durante la etapa de aislamiento,
además de su tremenda generosidad al ofrecer al conjunto de la ciudadanía sus
creaciones para sobrellevar con buen ánimo el encierro y la privación de
nuestras más elementales rutinas”.
A continuación, Del Pozo ha señalado que el Plan de Impacto para la Cultura
tiene su punto de partida en el constante diálogo de la Junta de Andalucía con
los diferentes colectivos y agentes, así como del análisis de la situación del
sector antes y durante de la crisis sanitaria. Asimismo, esta iniciativa es el
colofón de otras medidas impulsadas por el Gobierno andaluz que también
alcanzan al ámbito creativo de la comunidad, como las ayudas a autónomos y
las líneas de créditos y avales ante la parálisis de la actividad empresarial.
Ocho líneas de actuación
Para lograr la reactivación, el Plan de Impulso para la Cultura recoge un total de
ocho líneas de acción concebidas, en palabras de la consejera, “para la defensa
y la recuperación del sector en Andalucía, tomando en cuenta las condiciones
del nuevo escenario”. Van dirigidas a favorecer el consumo de cultura, mediante
el mantenimiento e impulso de la actividad, y a incentivar la industria andaluza
en un contexto de restricciones, fomentando la producción y reforzando las
estructuras de programación y distribución.
La primera de las líneas es el refuerzo de las ayudas sectoriales con una
partida global de 10,6 millones, con la siguiente distribución: 2,6 millones, para
el cine; 1,4 millones, para las artes escénicas y musicales; para el flamenco,
455.000 euros; para las ferias de artes visuales, 150.000 euros, y para la
promoción y la modernización de pymes culturales, 3.000.276 euros. Junto a
ellas, se suman tres nuevas líneas: una destinada a la creación, con 1.250.000
euros; otra, con la misma cantidad, dirigida a la adaptación de salas teatrales,
musicales y cinematográficas a las recomendaciones sanitarias y, finalmente,
500.000 euros para la compra de libros de editoriales andaluzas a través de
librerías con destino a las bibliotecas municipales.
La segunda es la convocatoria inmediata de las subvenciones para la
conservación-restauración e inventario de bienes muebles integrantes del
patrimonio histórico de carácter religioso, por valor de 750.000 euros, a la que
se suma una tercera iniciativa dirigida a la reactivación de los museos,
conjuntos y enclaves, dotado con más de 2 millones para actividades culturales
y exposiciones temporales, y una cuarta para obras de conservación del
patrimonio y rehabilitación de conjuntos e intervenciones en museos, con 3
millones. Así, el patrimonio histórico de Andalucía recibe 5,9 millones de euros.
Además, en su intervención, la consejera Patricia del Pozo ha asegurado que
“el Plan de Impacto para la Cultura atiende la demanda generalizada del sector
de mantener y fortalecer las programaciones de artes escénicas, música,
flamenco y artes visuales, prestando especial atención a las creaciones de
empresas y artistas andaluces”, con una quinta línea de 4,9 millones de euros
que incluye también el apoyo al sector editorial y librero y la reactivación de las
actividades para la conmemoración de la Circunnavegación de la Tierra.
Como ya se anunció días atrás, la sexta de las medidas es la resolución de las
ayudas pendientes en el periodo comprendido entre 2014 y 2019, lo que implica
una inyección económica inmediata a un total de 106 beneficiarios -la mayoría,
autónomos y pymes culturales- por valor de 1.1327.111,82 euros. Finalmente,
el Plan de Impacto se completa con una partida de 100.000 euros destinada al
acceso y la participación en la cultura de personas con capacidades diferentes y
el aplazamiento hasta 2021 de la iniciativa para el cobro de entradas en museos
y conjuntos de gestión de autonómica.
El Plan de Impacto para la Cultura se trata de una hoja de ruta fruto del diálogo
con los sectores implicados durante las últimas semanas y que incluye medidas
planteadas por entidades sectoriales y creadores para el impulso conjunto de
diferentes iniciativas. Desde el comienzo de la crisis sanitaria, la Consejería de
Cultura y Patrimonio Histórico ha mantenido más de una treintena de reuniones
y contactos con más de dos centenares de agentes de las que surgieron
muchas de las propuestas incorporadas a la redacción de un proyecto que,
según Del Pozo, “busca ayudar a reactivar al sector, estimular el mantenimiento
del empleo y dar una respuesta a las propuestas y demandas del sector”.
“Estoy convencida de que Andalucía no saldrá de esta crisis si su sector cultural
no lo hace, porque nuestra Cultura es nuestra seña de identidad y, al mismo
tiempo, uno de nuestros motores económicos y sociales. Por eso, este gobierno
apuesta decididamente por la Cultura, por su valor específico y porque es clave
para la reactivación económica de Andalucía”, ha concluido su intervención la
consejera Patricia del Pozo, que ha anunciado la creación de una ventanilla
única de atención al sector y una campaña de comunicación para reactivar el
consumo cultural.
Decreto de simplificación
Por otro lado, la consejera Del Pozo mostró su disconformidad por el recurso
ante el Tribunal Constitucional contra el Decreto de Simplificación aprobado por
la Junta de Andalucía presentado por el Gobierno central. En este sentido, la
titular de Cultura ha indicado que “el articulado que modifica un único artículo de
la Ley de Patrimonio es bastante restrictivo. De hecho, el planteado por el
anterior Gobierno y que fue sometido incluso a audiencia pública planteaba un
texto muy laxo y permisivo, que sí podría suponer un riesgo”, por lo que no
entiende que “se intente utilizar el patrimonio histórico de forma partidista. La
reforma, que es más restrictiva con la defensa del Patrimonio, es un acicate
para la activación de la economía, tan importante en estos momentos de crisis.
Respetamos la decisión del Constitucional de suspender cautelarmente el
artículo. Lo que no entendemos es la actitud de la oposición de aplaudir la
parálisis económica con el Patrimonio con excusa cuando dejaron un texto
bastante permisivo y que podría ser muy dañino”.

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y para tareas de analítica. Al continuar navegando acepta nuestra Política de Cookies. OK | Más información